miércoles, 17 de septiembre de 2008

Agenda

Todo empezó pensando en la agenda que Viges pasea en su bolsa de labores.
Una tela de lino muy rustica, y practicar un poco con el bordado a máquina.
Una flor llamativa. Las flores le gustan.
Espigas de trigo, uno de los frutos de nuestra tierra Salmantina.
y ligeramente visibles unas tijeras, en honor a la afición que tiene a las labores.


El resto no necesita muchas explicaciones. Es sencillo.

Simplemente es una funda.

Y yo me he divertido mucho haciéndola.


Claro que la dueña no la verá hasta que no regrese de las vacaciones.
Y si le da por entrar en el blog se llevará una agradable sorpresa.

Yo mientras tanto no diré nada.

Mari

martes, 16 de septiembre de 2008

Cortina calada viges

Al fin está terminado uno de esos trabajos laboriosos y un poco largos, por aquello de que lo dejas, haces otras cosas y lo vuelves a coger. Viges antes de marcharse a Canarias de vacaciones, le dio las últimas puntadas.
Son dos cortinas iguales.
Se supone que las ha hecho pensando en la habitación de su hijo, pero yo no tengo muy claro donde terminaran colgadas, igual se van a su cuarto de costura.




miércoles, 10 de septiembre de 2008

Soportes para hilos

He re-estructurado un poco el cuarto de costura, (al final se quedará pequeño). De manera que mi hijo pequeño pasa pocos días al año en casa ( estudia segunda carrera en Barcelona, y trabaja) he decido colocar el ordenador en mi leonera de labores, mi pequeño mundo.
En uno de los lados de la mesa que no tiene estantes, creo que es una pizarra, he colocado un soporte para los hilos.
Este trabajito es uno de los que le tenía preparado para este verano a mi sobrino Jesús. Hizo el trabajo más pesado para mí, tomar medidas cortar las maderas y hacer agujeros, el montaje y acabado corrió de mi parte, el tiempo no dio para más.
Me resulta cómodo, tengo a la vista una buena parte de ellos y no pierdo tiempo buscando en cajones.
No descarto el hacer más.
No tiene muchas complicaciones. son dos tablitas verticales de dos y medio por tres centímetros. Las horizontales de dos centímetros, y van clavadas con tornillos por la parte de atrás, éstas hay que colocarlas por uno de los cantos, rebajándolo un poco en los extremos para que asiente lo suficiente y colocar el tornillo. Al colocarlo de canto da la inclinación suficiente para colocar las bobinas sin que se molesten. Va colgado con unas embrillas colocadas en las maderas verticales.
Se puede hacer de la medida que se quiera y colgarlo donde vaya mejor.
Los agujeros para las varillas que sujetan las bobinas en las maderas horizontales se hacen antes de fijarlas.
Este otro lo hizo Jesús para tenerlo al lado de la máquina, y tener a mano los que esté empleando o los que más utilizo, desde el soporte directamente utilizo el hilo en la máquina.
María Calzada



Páginas vistas en total