miércoles, 11 de marzo de 2009

Acolchando

Acolchar me da miedo, y hacerlo libre aunque parezca fácil, más. Es en estos momentos que me acuerdo muchísimo de mi hermana Fermi. Acostumbrada a manejar el bastidor manual sobre la máquina, pienso que el acolchar así lo tendría chupado.
Así pues me he puesto firmemente a pensar como movía el bastidor, con soltura, sin miedo,como si las dos fueran una. Pues fuera miedo, la máquina es mía, en ocasiones como ésta le tengo miedo... pero que se fastidie... me pongo hacer una muestra, me peleo con las tensiones y los hilos, la Berni a veces es caprichosa, no cose bien con todos los hilos, (creo que en la última revisión le han dejado la tensión de la bobina demasiado floja) pero al final la pongo a tono y... no queda mal!.
Me voy a por la colcha, y esto es lo que va saliendo.
Con muchisímo respeto hacia las expertas.


Todavía queda.
Mari

4 comentarios:

  1. Está preciosa!, a mí si que me da miedo acolchar, lo tengo atravesadito..,ahora me tienen que enseñar a máquina ¡ya veremos!Un beso

    ResponderEliminar
  2. yo tengo 4 para acolchar.¿cuando te las mando?
    besos.

    ResponderEliminar
  3. Mari, será que no tienes experiencia en acolchado libre, pero amiga..... ese acolchado luce fenomenal!! Será que tienes tanto arte en tus manos, que no es posible que no puedas con esto???. Estoy segura que para cuando la termines ya le habrá cogido el gusto y que para la próxima nos dejarás con la boca abierta!! :)

    ResponderEliminar
  4. Mari, te queda genial, a ver si con tu ejemplo las demás también le vamos perdiendo el miedo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


GRACIAS POR LA VISITA Y LOS COMENTARIOS.

Páginas vistas en total