miércoles, 20 de octubre de 2010

Recuerdos en una manta...

La depositaria de esta manta se va a llevar una sorpresa, no sabe nada. Es posible que se entere por este post. No importa, no es un regalo de fecha señalada, soy así, los regalos cuando los hago me tienen que salir de dentro. Obligaciones las justas.Pero claro puede ser cualquiera, (de la familia)..?
El caso es que, como ya dije, tiene un poco de historia.
No soy muy dada a poner encajes en el patchwork, pero como en todo es bueno evolucionar, y un buen día te dices, ¿por qué no? Y si además se presenta la ocasión, como en este caso, excusa perfecta.
Después de lavado y planchado, como si no hubieran pasado los años
Durante más de cuarenta años rondaba por un armario un vestido de comunión. Pasado el evento pasó a ser un vestido corto para ocasiones especiales.
Y yo durante años vi este vestidito sin saber que era… ocupaba sitio en el armario, ycomo tengo la tentación de  tirar todo lo que ocupa sitio y no tiene función, pero con esto nunca me dio por ahí, la tela era preciosa y sospechaba que había tenido fecha señalada, y sería importante para quien tuvo ocasión de lucirlo.
No hace mucho me dijeron; haz con él lo que quieras… no fue la “niña”, pero seguro que fue quien en su día lo compró.
Igual es una aberración, pero el vestido iba a seguir siendo eso… un vestido sin función y ocupando sitio. Tarde o temprano terminaría en la "hoguera", y yo no iba a ser quien lo hiciera.
Con las telas que merecen la pena, me da por otras cosas, y pensé que a la dueña le gustaría tener parte de ese vestido, como recuerdo en esta manta.
 
Las telas son de Rural Jardín y algunas Rouenneries.
La cesta, aplicada con el módulo de bordar,  es de  Brodelyne.
Las medidas serán de 1.20X 1.20cm
Hace tiempo dije; que el electroquilt solo lo utilizaba para imprimir patrones, y es cierto, nunca me he puesto a él para sacarle todo el partido que tiene, soy autodidacta y poco a poco voy entendiendo sus posibilidades, pero para ello se necesita pasar tiempo delante del ordenador, y tiempo es lo que no tengo.
En esta ocasión me puse a jugar con él y saqué el patrón para esta manta. Después de todo es divertido meter las fotos de las telas que vas a emplear y ver qué es lo que puedes hacer.
En fin, también estoy empleando tiempo en aprender el funcionamiento de otros programas. En algún momento tengo un poco de ayuda... el resto me doy cabezazos contra el ordenador hasta que consigo lo que debe ser, ya sabéis, acierto, error. Veremos si el resultado de todo esto, revierte en algunos de los trabajos laboriles.
Feliz semana!
Mari

4 comentarios:

  1. Esa manta te qeudó preciosa y que bueno haber utulizado en encaje del vestido. La propietaria va a estar asombrada y feliz. Felicitaciones por esas manitos hábiles y tanta creatividad.

    ResponderEliminar
  2. Magnifica combinacion tanto en las telas como en el trabajo y la historia que le acompaña, la persona que la reciba tiene muchisima suerte por recibir tan bonito y delicado regalo, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Eres una bruja buena con varita mágica. Le diste un toquecito al vestido de comunión y se convirtió en una preciosa manta. La destinataria está encantada.

    ResponderEliminar
  4. conocer los programas del ordenador lleban su tiempo,se tiene que jugar con ellos,pero al final se gana y subes de nivel como si de un video juego se tratara
    suerte y adelante en tus propositos
    besos

    ResponderEliminar


GRACIAS POR LA VISITA Y LOS COMENTARIOS.

Páginas vistas en total